lunes, 16 de abril de 2012

Peetie Wheatstraw el sheriff del diablo


Otro de los grandes guitarristas que aparecen dentro de la leyenda de músicos, que hicieron un pacto con el diablo en un cruce de caminos. Fue Peetie Wheatstraw, el cual fue acusado de haber vendido su alma al diablo a cambio de la fama dentro del mundo de la música. Justamente en el famoso Crossroads donde otros grandes guitarristas sucumbieron a la tentación de vender su alma por la gloria de un escenario. El mismo músico nunca llegaría a negar su pacto con el diablo, lo cual le atraería más popularidad entre los seguidores del Blues y entre sus detractores.  
Pero dejando todas la leyendas que circulaban al torno del Blues. Peetie Wheatstraw fue un guitarrista que llegaría a tocar con una nueva guitarra creada por los hermanos Dopyera. La guitarra tiene el resonador invertido, y se crearía para  poder dar más sonido dentro de los locales con mayor congregación. Ya que en esos tiempos no existía la guitarra eléctrica. El resultado no llego a ser el deseado por los fabricantes y siguieron buscando un nuevo instrumento para que pudieran los músicos tocar antes mayores audiencias. Con el tiempo la guitarra se la apodaría como el Dobro, teniendo muchas modificaciones a lo largo de la historia. Hasta que la casa Gilbson se haría con los derechos de la guitarra, registrándola legalmente como el Dobro.


William Bunch nació un 21 de diciembre e 1902 en Ripley, Tennessee. Su familía se mudaría a una plantación de algodón de Arkansas, ¿Quien le enseño el manejo de la guitarra o el piano? De su infancia dentro de la plantación nunca se ha llegado a saber. Únicamente que con la edad de 25 años deja el hogar materno dentro de la granja para recorrer los caminos. Buscando fortuna dentro del mundo de la música rural. Llegando a marcharse al norte del país para establecerse en Chicago, teniendo residencia también en Indianapolis o Detroit trabajando en fabricas. Hasta que en 1929 llega a la ciudad de St. Louis, donde establecería su residencia de por vida. Mientras que trabajaba como empleado de alguna fabrica el se hiria haciendo un hueco dentro de los escenarios de la ciudad de St. Louis llegando a tener un reconocimiento muy notable. Que recorrería hasta los clubs de Chicago. Gracias a su maestria a la hora de tocar la guitarra de resonancia, además de su gran manejo a las teclas de un piano. Con el añadido de la leyenda que le encubría su carrera musical dentro de los pactos satánicos. Que recalaría en figuras musicales como Robert Johnson o Tommy Johnson. En 1930 conoce a un dúo musical . Ellos serían el guitarrista Scrapper Blackwell, y el pianista Leroy Carr. Los cuales servirían como aliciente para que Peetie Wheatstraw quisiera profesionalizarse dentro del mundo de la música. Llegando a crear el también su propio dúo, donde el propio Wheatstraw tocaría la guitarra o el piano  junto a músicos como Arnold Kokomo, o Willie Fields... entre otros. Llegando a realizar sus primeras grabaciones dentro de una de las peores décadas para el país Norteamericano. El cual estaba consumido dentro de un fuerte depresión.


Entre 1930 y 1933 Wheatstraw llegaría a grabar para Bluebird, ARC hasta llegar a la Decca records en 1934. Casa discográfica donde llega hacer un registro de más de 160 canciones. Donde la mayor parte las haría bajo el manejo del piano. La fuerte depresión que asolaba el país hizo que las compañías discográficas redujeran sustancialmente su presupuesto. Haciendo de una forma que Wheatstraw no brillara de la forma que realmente merecía. Dejando en la década de los '30 muchas canciones que llegarían a atraer a muchos músicos del Blues rural a tocarlas. Llegando también a reducir sus sesiones de grabación.


Un 21 de diciembre de 1941, el coche que conducía fue arrollado por un tren cercano a un cruce de caminos. Falleciendo a la temprana edad de 39 años. Hay quién dijo que el diablo había saldado su deuda con el músico...


Fuente de información sing365.com.
Allmusic.

2 comentarios:

  1. No sé qué pacto hizo pero mi hijo ha empezado a sonreír cuando ha comenzado You Can't Stop Me...

    Gracias por tanto buen blues...

    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  2. Me alegro que le haya gustado jejeje.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar