jueves, 12 de noviembre de 2015

Big Maceo la mano dura del Blues


Uno de los músicos con menos fortuna del Blues fue sin duda Big Maceo, un gran pianista que no pudo saborear las mieles de su éxito debido a una grave enfermedad, la cual desembocaría en su prematura muerte. Digamos que Big Maceo era ese corredor de fondo, con una meta que se lo podría antojar totalmente imposible, pero con una voluntad de hierro, que le haría traspasar cualquier meta. El pequeño genio de Georgia lograría colocar varios éxitos en las salas de Chicago, ciudad que le vio crecer como músico. Su habilidad y su inconfundible voz, la cual jugaba en algunos momentos con el tono falseado sería una de sus marcas para entrar dentro del salón de la fama. Siendo un gran músico que hubiera merecido mucho más...



Major Merriweather nace un 31 de marzo de 1905 en Atlanta, Georgia. De su infancia poco o nada se ha legado hablar, tan solo que fue un músico autodidacta, el cual aprendería a tocar el piano, por sí mismo y de oído, marchándose en 1924 a vivir a Detroit para trabajar en la fábrica automovilística de la Ford, mientras iría compaginando su trabajo con la afición que le movería por las noches de los clubes, la música. 20 años después daría el salto definitivo para trabajar dentro de su pasión, tocar el piano. Mudándose de nuevo hacia la ciudad de Chicago. 



Su inicio dentro de la ciudad de Chicago no podría haber sido mejor, en su llegada se haría amigo de un guitarrista llamado Tampa Red, guitarrista de Chicago que influiría sus técnicas a grandes músicos como Muddy Waters, o Elmore James entre otros. Los dos juntos grabarían para la Bluebird, "Worried life Blues", convirtiéndose la canción en un gran éxito inesperado, el cual inundaría las radios de su música. La canción sería inspirada por "Someday baby Blues", un tema del músico Sleepy John Estes, cantante y guitarrista de Tennessee. La canción con los años llegaría a obtener muchas más versiones. En algunos casos juntaban el tema de Big Maceo y el de Sleepy John Estes, música y letras de cada una. 


Su éxito no fue momentáneo, ni mucho menos efímero, llegando a seguir la senda con canciones como "Chicago breakdown", las cuales son consideradas hoy en día como unos templos del verdadero Blues. Para Big Maceo su profesión no sería tampoco estancarse, el empezaría a aprender la técnica de los músicos Albert Ammons y Meade Lux Lewis, estoy hablando del Boogie-woogie. También llegaría a copiar las técnicas de otros pianistas como Leroy Carr, y al mismo tiempo influyo a otros músicos en vida como fue Henry Gray, músico que siempre tuvo en su boca al maestro Maceo, y en su corazón, el cual le enseño y le impulso dentro de su carrera como músico profesional. 


El destino le pasaría una mala factura, en 1946, un derrame cerebral le incapacitaría su lado derecho, llegando a tener que abandonar los escenarios. Big Maceo intento superar esa crisis por todos los medios que él tenía y hasta en el 1947 llegaría a subirse otra vez a un escenario junto a Eddie Boyd, músico que se encargaría del piano, en 1949 repetiría con Johnny Jones. Su estado de salud seguiría recayendo hasta que un 23 de marzo de 1953 fallecería de un ataque al corazón. 


En el año 2002 sería ingresado en el salón de la fama del Blues. Llegando a una curiosidad.
Big Maceo no tendría una lápida digna hasta el 2008, conseguida con los fondos que se obtuvieron en el Festival de Blues de White Lake.Evento que llego a organizar el productor Steve Salter.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada